Caja registradora como impresora

Si está comenzando su energía financiera, debe comprobarlo bien, o no tiene que comprar un postnet neo & nbsp; y aplicarlo diariamente en su carrera privada. Las regulaciones polacas nos informan de forma muy natural y clara quién debe tener una caja registradora y quién debe emitir recibos.

En 2015, en el mundo polaco, el número de contribuyentes que tenían derecho a utilizar ciertas exenciones para mantener cajas registradoras disminuyó significativamente, lo que significa que la caja registradora se está convirtiendo en una necesidad para un número cada vez mayor de ciudadanos.

Junto con las diversas disposiciones de la Ley del IVA, todos los contribuyentes en su propio mundo están obligados a utilizar cajas registradoras para transacciones sobre la situación de las personas físicas que no realizan negocios. Los contribuyentes tienen la obligación de utilizar las cajas registradoras para el éxito del registro de ventas para el trabajo de los agricultores de tarifa plana. Solo aquellos contribuyentes cuyo ingreso anual exceda los 20,000 PLN deben obtener divisas fiscales.

Vale la pena agregar que los talleres de automóviles no tienen que tener cajas registradoras fiscales si los resultados ofrecidos por ellos se montan directamente en los automóviles. En tales circunstancias, los talleres de reparación de automóviles ofrecen un servicio y no venden ciertos productos. Las oficinas de impuestos también indican que, en este caso, en las facturas emitidas por el servicio de reparación, no ingresen a las piezas ensambladas, ya que la especificación de estos materiales puede hacer que sea difícil obtener la liberación de la necesidad de tener cajas registradoras.

En el mundo polaco, los vendedores de electricidad y las empresas que proporcionan servicios de telecomunicaciones, seguros y servicios financieros también están exentos de las cajas registradoras. La exención puede ser utilizada por compañías que brindan servicios relacionados directamente con el mercado inmobiliario. Debe recordarse, además del hecho de que las compañías de pedidos por correo no tienen que usar las cajas registradoras, ya que el pago se realiza en una cuenta bancaria. Las exenciones relacionadas con el volumen de negocios de hasta 20.000 PLN no pueden extenderse a los taxistas u otras empresas que prestan servicios de transporte de pasajeros.